Pautas para la adquisición de hábitos de estudio

 

INTRODUCCIÓN

  • Las tareas y el estudio en casa es una parte muy importante en el aprendizaje de nuestros hijos e hijas.
  • Creando el hábito de estudio facilitamos las cosas en el presente y los preparamos para afrontar los estudios a realizar en el futuro que irán requiriendo más tiempo y dedicación.
  • Procurar que tengan un lugar fijo para el estudio con una buena iluminación y ventilación, situado en una zona sin muchos ruidos, sin consolas, ni ordenador, ni TV, …

CREAR UN AMBIENTE DE ESTUDIO ADECUADO

  • Enseñarles a que tengan la mesa ordenada, con el material necesario a mano (lápices, libretas, libros, etc.) para evitar distracciones.
  • Impedir que nadie les moleste mientras hacen la tarea y estudian ni que se estén levantando frecuentemente.
  • Conseguir un ambiente positivo hacia la realización de las tareas y el estudio y que lo vayan haciendo por iniciativa propia sin que tengamos que recordárselo.
  • Empezar por las tareas marcadas, repasar lo que se ha aprendido ese día y reforzar las materias en las que más flojean.
  • Utilizar las técnicas de estudio que van aprendiendo en el Centro: resúmenes, esquemas, etc.
  • Para que piensen y busquen estrategias para resolver dificultades hacerles comentarios como éstos: ¿qué crees que te están pidiendo?, ¿te falta algún paso?, lee bien antes de responder, revisa tus respuestas, busca en el diccionario, etc.
  • Hay que animarles para que atiendan las explicaciones en clase, apunten las tareas en la agenda, etc.
  • Cuando no hay tareas, aprovechar las tardes para leer, repasar, etc.
  • No hay que olvidar que son nuestros hijos e hijas los que deben realizar las tareas, nuestra función es animar y supervisar.
  • Consultar a diario la Agenda Escolar: notas del profesorado, tareas a realizar, etc.
  • Una vez finalizadas las tareas, hay que comprobar que la han realizado todas.
  • No tenemos que corregir o realizarles las tareas, sino comprobar que lo han intentado y la han realizado.
  • Debemos crearles la rutina de organizar su mochila cada tarde después de realizar las tareas.
  • Es muy importante motivar a nuestros hijos e hijas hacia el estudio y reforzar el esfuerzo con halagos y recompensas, no con premios materiales.

CONSEJOS PARA EL ESTUDIO

  • Empezar por las tareas marcadas, repasar lo que se ha aprendido ese día y reforzar las materias en las que más flojean.
  • Utilizar las técnicas de estudio que van aprendiendo en el Centro: resúmenes, esquemas, etc.
  • Para que piensen y busquen estrategias para resolver dificultades hacerles comentarios como éstos: ¿qué crees que te están pidiendo?, ¿te falta algún paso?, lee bien antes de responder, revisa tus respuestas, busca en el diccionario, etc.
  • Hay que animarles para que atiendan las explicaciones en clase, apunten las tareas en la agenda, etc.
  • Cuando no hay tareas, aprovechar las tardes para leer, repasar, etc.
  • No hay que olvidar que son nuestros hijos e hijas los que deben realizar las tareas, nuestra función es animar y supervisar.
  • Consultar a diario la Agenda Escolar: notas del profesorado, tareas a realizar, etc.
  • Una vez finalizadas las tareas, hay que comprobar que la han realizado todas.
  • No tenemos que corregir o realizarles las tareas, sino comprobar que lo han intentado y la han realizado.
  • Debemos crearles la rutina de organizar su mochila cada tarde después de realizar las tareas.
  • Es muy importante motivar a nuestros hijos e hijas hacia el estudio y reforzar el esfuerzo con halagos y recompensas, no con premios materiales.

SUPERVISIÓN DE LAS TAREAS

  • Consultar a diario la Agenda Escolar: notas del profesorado, tareas a realizar, etc.
  • Una vez finalizadas las tareas, hay que comprobar que la han realizado todas.
  • No tenemos que corregir o realizarles las tareas, sino comprobar que lo han intentado y la han realizado.
  • Debemos crearles la rutina de organizar su mochila cada tarde después de realizar las tareas.
  • Es muy importante motivar a nuestros hijos e hijas hacia el estudio y reforzar el esfuerzo con halagos y recompensas, no con premios materiales.

CONFECCIÓN DE UN HORARIO PERSONAL

  1. Estudiar todos los días: no es conveniente que un día estén estudiando muchas horas y otro día ninguna, o sólo estudiar antes de los exámenes.
  2. Intentar que el tiempo que se dedica cada día a las tareas sea a la misma hora, respetando las horas de descanso y sueño.
  3. Tener en cuenta las actividades extraescolares que realizan (música, idiomas, deportes,…). Evitar que hagan demasiadas.
  4. La duración del tiempo de estudio dependerá del curso y las necesidades particulares de cada uno/a.
  5. El horario debe elaborarse conjuntamente, y colocarlo en un lugar visible para todos.