Cómo mejorar su atención y concentración

 

Es importante INTERESARNOS POR CÓMO LE VA EN EL INSTITUTO, en los estudios y en las relaciones con los compañeros. Es una manera de demostrarle que nos interesamos por él y de descubrir algunos aspectos que pudieran dificultar los estudios, como problemas de atención, concentración o motivación.

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LOS ESTUDIANTES QUE TIENEN PROBLEMAS DE ATENCIÓN Y CONCENTRACIÓN SON:

  • Les cuesta ponerse a estudiar.
  • Se distraen fácilmente. Dejan volar fácilmente la imaginación.
  • Cualquier cosa que acontece a su alrededor atrae su atención y pierden el tiempo.
  • Se le olvida todo lo que estudia.
  • Es incapaz de memorizar.
  • Pasa horas delante del libro y no aprende.

¡PARECE COMO QUE ESTUDIA! puede estar delante del libro mucho tiempo, pero su cabeza (su atención) estar en otro o en múltiples sitios menos en el libro.

Otras veces se meten en su habitación a estudiar y se pueden pasar la tarde entera distraídos en temas no relacionados con los estudios (música, ordenador o simplemente “mirando el techo”). Les falta hábitos de estudio.

"EL PROBLEMA ES QUE NO ME CONCENTRO" excusa habitual en muchos estudiantes de primaria o secundaria que, tras varias horas de estudio o trabajo, comprueban que el rendimiento ha sido nulo o muy escaso. La falta de concentración está provocada en muchas ocasiones por la ansiedad, la tensión o las preocupaciones.

ALGUNAS SUGERENCIAS para AYUDARLES A ATENDER Y CONCENTRARSE MEJOR a la hora de estudiar son:

Con respecto a la ORGANIZACIÓN Y EL HÁBITO DEL ESTUDIO:

1. Hacer una lista de los trabajos diarios de los más urgentes a los menos.

2. Poner en la lista los más difíciles al principio ya que estará más despierto y fresco.

3. Orientarle a que se dé un tiempo para realizar cada tarea o actividad y que se exija realizarla en el tiempo previsto ya que esto puede hacer que se “relaje” y se habitúe a tomarse las cosas sin dedicación plena y concentrado.

4. Acostumbrarse a estudiar a una hora fija de forma regular y hace el esfuerzo de concentrarse todos los días a la misma hora, con el tiempo la mente se concentra con más facilidad a esa hora.

5. Organizar el material:levantarse a por una regla, tener que buscar el afilador o salir de la habitación a por el diccionario son algunas de las distracciones que afectan a la concentración. Se pueden evitar si antes de comenzar a estudiar se organiza el espacio de estudio.

6. Es conveniente planificar un tiempo de estudio-descanso-estudio. No se debe estudiar sin descanso pues resulta más perjudicial que beneficioso. A la hora de planificar el tiempo de descanso tenga en cuenta que no debe ser muy largo porque desconcentra y luego cuesta recuperar la atención. Lo más aconsejable es: 1 hora de estudio, 10 ó 15 minutos de descanso.

7. Así mismo, debemos PLANIFICAR QUE HORAS SE VE LA TV. Tengamos en cuenta que la televisión, como la radio, no son adecuadas tenerla conectadas mientras se está estudiando. Son elementos de distracción poderosos que pueden afectar a la atención y concentración.

* Hay que tener en cuenta que el excesivo uso de TV puede generar en los niños problemas de atención, de concentración, de motivación y debilitamiento de la voluntad, haciendo sujetos pasivos. Como alternativa a la televisión pueden utilizar: la lectura, los juegos de mesa, escuchar música, hacer deporte, pasear, hacer trabajos de casa, repasar tareas escolares, etc.

       * Los niños y jóvenes dedican cada vez más tiempo a los videojuegos. Son juegos que están diseñados para crear dependencia. Y ustedes desean que sus hijos se “ENGANCHEN” AL ESTUDIO. La gran cantidad de imágenes, sonidos, colores, flashes, explosiones, golpes, etc. excitan e irritan, lo que puede llegar a poner realmente nervioso y contribuir a disminuir la capacidad de concentración. NO SE LE PUEDE PEDIR QUE SE PONGA A ESTUDIAR DESPUÉS DE JUGAR UNA HORA A LOS VIDEOJUEGOS.

Con respecto al LUGAR DE ESTUDIO:

  1. Debemos disponer, en la medida de lo posible, de un LUGAR ADECUADO Y TRANQUILO. Facilita el estudio, aumenta el rendimiento y también lo hace más agradable. Los hijos estudian mejor si existe un clima de silencio en la casa, pues la concentración resulta más difícil si hay ruidos, gritos, la TV en marcha con volumen fuerte, etc.
  2. Procurar que su hijo elimine los estímulos innecesarios que hace que distraiga la atención como: objetos, revistas, fotografías, música, etc.

Además, podemos:

1. Promoverle a que tenga claras las metas que quiere alcanzar. Cuando queremos algo de verdad y con fuerza y lo proponemos como meta a conseguir, movilizamos muchos de nuestros recursos para tratar de alcanzarla. Por tanto, en la medida que su hijo tenga más claras las metas en el estudio, más concentración pondrá en marcha para conseguirlas, más motivación por el desempeño de la tarea y más satisfacción al conseguir dichas metas gracias a la concentración.

2. Facilitar actividades complementarias para quemar energías (como practicar un deporte), para que le ayuden a concentrarse (como juegos de mesa, sopa de letras, sudokus), para relajarse y para que mejore la expresión de emociones (como el diálogo y la lectura).

3. Por último, pero no menos importante, FELICITARLES SIEMPRE POR EL ESFUERZO REALIZADO.